Consejos para lograr cobrar las facturas

Según un estudio realizado por el Instituto Nacional de Estadística sobre entornos empresariales, el 31% de las empresas en España afirma que el aspecto que más negativamente les afectó en el desarrollo de su negocio en 2015 fue la morosidad

Consejos para lograr cobrar las facturasConsejos para lograr cobrar las facturas
  • linkedin
  • google+

Aunque se ha reducido respecto al año 2014, cuando el porcentaje era del 42%, la morosidad sigue preocupando a las empresas.

Los datos sobre morosidad en España ponen de manifiesto que sigue siendo un problema importante en nuestro país, ya que además impide el crecimiento de las empresas y su desarrollo. Pero ¿qué se puede hacer para lograr el pago de una factura? A continuación, te proponemos algunos consejos para que puedas realizar todas las gestiones tendentes al cobro de tus facturas:

Información

Antes de contratar con cualquier empresa es necesario estudiar el estado de esa empresa, sus finanzas y su situación general. Para ello son muy útiles los Informes Comerciales que elabora Infocif que permiten conocer el ratio de solvencia de la empresa que nos interesa, el análisis económico-financiero y la comparativa de ventas-resultado-EBITDA.

Prevención

Una vez que conocemos el estado financiero de una empresa podemos tomar las medidas adecuadas en función de ese estado si queremos contratar con esa empresa. Por ejemplo, si el ratio de solvencia no es bueno, podemos decidir no contratar o solicitar garantías adicionales como un pago por adelantado, una provisión de fondos o un aval bancario que garantice el pago.

Reclamación extrajudicial

En el caso en que emitamos una factura y no sea abonada en el plazo establecido en la misma, antes de iniciar una reclamación por escrito es conveniente llamar por teléfono al cliente y averiguar si existe algún error o algún problema y solventarlo de ser así.

Una vez cotejado lo anterior y resuelto el problema o el error si lo hubiera, podemos comenzar con una reclamación por escrito. Lo más aconsejable es enviar un burofax con acuse de recibo y certificación de contenido, en el que se detalle el importe que se debe, el detalle de la factura, la forma de pago y un plazo de pago.

En el caso en que no recibamos noticia alguna del deudor o de que no se produzca el pago en el plazo que hayamos establecido, podremos plantearnos una reclamación judicial.

Estudio del deudor y reclamación judicial

En este punto, es aconsejable de nuevo realizar un estudio del deudor y de su solvencia, puesto que podemos encontrarnos con que tengamos una sentencia a nuestro favor que reconozca nuestro crédito, pero no podamos cobrarla porque el deudor es insolvente.

Por lo tanto, lo primero es solicitar información del deudor a través de un informe de solvencia como los elaborados por Infocif.

En el caso en que cotejemos que el deudor tiene solvencia, podemos consultar con un abogado sobre la posibilidad de éxito de una reclamación judicial. Además, es importante pedir presupuesto al abogado y al procurador para conocer si nos va a salir más cara la reclamación que la deuda en sí. 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.