Claves básicas de un aval bancario

En habitual que en operaciones de diverso tipo como en el arrendamiento de un local o de una oficina, el propietario del mismo solicite una garantía adicional además de la fianza legal de dos mensualidades. La garantía más utilizada es el aval bancario. Descubre cómo funciona y cuáles son sus claves básicas.

Claves básicas de un aval bancarioClaves básicas de un aval bancario
  • linkedin
  • google+

¿Qué es un aval bancario?

Un aval bancario es una garantía por la cual una entidad bancaria garantiza el cumplimiento de una obligación para el caso de que una persona no lo haga. Por ejemplo, puede garantizar el pago de la renta por parte del arrendatario para el caso en que este no pague. De esta forma el arrendador o propietario en caso de impago podrá ejecutar el aval y cobrar la renta.

Elementos de un aval bancario

Podemos destacar los siguientes elementos básicos de un aval bancario:

 

  • Cantidad avalada. Es el importe del aval es la cantidad que el beneficiario del aval podrá reclamar. En los casos de arrendamientos suele tener una cuantía de entre tres y seis mensualidades de renta.
  • Avalista y avalado. El avalista en el caso de un aval bancario es el banco, el que otorga la garantía y avalado es la persona cuyo cumplimiento se garantiza (el arrendatario, en el caso de un contrato de alquiler).
  • Duración. El aval tiene una duración determinada que puede coincidir o no con la duración de la obligación avalada. Por ejemplo, en los contratos de arrendamiento el aval puede tener la misma duración que el contrato o se puede pactar una duración de un año de forma que el aval se tenga que renovar cada año.
  • Objeto del aval. El objeto del aval consiste en la obligación que se avala. Es decir, si se trata de un contrato de arrendamiento lo habitual es que se garantice el pago de la renta mensuale y de las cantidades asimiladas como los gastos de comunidad.
  • Aval a primera demanda o a primer requerimiento. Es el aval en el que el beneficiario del mismo no tiene que demostrar el incumplimiento para ejecutarlo, sino que basta con un simple requerimiento.
  • Requisitos para obtener el aval. Dependiendo de cada caso los bancos pueden solicitar el cumplimiento de determinadas condiciones para dar un aval, como pueden ser: la contratación de seguros, de planes de pensiones, de tarjetas. O incluso puede imponer la pignoración de la cantidad avalada.
  • Beneficios de excusión, orden y división. En el aval bancario se suele regular la renuncia a los beneficios de excusión, orden y división. La excusión supone que el arrendador se debe dirigir contra los bienes del arrendatario, si tiene bienes suficientes, antes de ejecutar el aval. El orden supone que el arrendador debe reclamar primero al arrendatario y luego al banco y la división es la posibilidad de dividir la reclamación entre el arrendatario y el banco.

Para que un banco nos otorgue un aval bancario es necesario que acreditemos una determinada capacidad económica por lo que nos podrá reclamar diversos documentos como nóminas, contrato de trabajo, escrituras de propiedades y detalle de cuentas bancarias en otras entidades, entre otros.

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.