Carles Puyol y Vanessa Lorenzo, empresarios de éxito

Una pareja que sigue con grandes trayectorias empresariales

Carles Puyol y Vanessa Lorenzo, empresarios de éxitoCarles Puyol y Vanessa Lorenzo, empresarios de éxito
  • linkedin
  • google+

Hace más de dos años que el jugador azulgrana se retiró y tres años que la modelo es su pareja. Carles se dedica a la representación de jugadores y ella es diseñadora y profesora de yoga.

Carles Puyol fue varias temporadas compañero de Gerard Piqué, una pareja mágica de dos hombres bien diferentes, mientras Gerard suele ser noticia para la prensa y sus ruedas de prensa suelen tener “chicha”, en el caso de Puyol intentaba ser diplomático y pasar desapercibido. En el plano profesional, pese a dejar el club hace año y pico, se ha ido formando una carrera paralela que podríamos denominar sólida.

Puyol es representante de futbolistas y realiza su trabajo en una empresa creada por él y otro compañero ex futbolista como es Iván de la Peña a quien conoce de pequeño. Entre sus representados podemos citar a Marc Bartra o Bojan. En el caso de Puyol ya comenzó a explorar este terreno cuando todavía era capital del Fc Barcelona.

Su círculo de amigos expresa que él sabía que tenía que trabajarse su futuro y representar a jugadores es una buena manera. A estos dos jugadores se suma un tercero, Ramón Sostres, hombre de confianza de Carles y con quien tiene varias empresas como Publicitat e Imatge SL, una empresa encargada de los derechos de imagen del deportista y que tiene un activo de más de 10 millones de euros.

La otra empresa se llama Ilenroc SL y se dedica a la explotación agraria, gestionando algunos de los terrenos que el ex futbolista heredó de su padre, fallecido en 2006. La idea de presentar a jugadores la tuvo De la Peña, que tardó años en convencer a su buen amigo. Ahora les podemos ver en partidos de categorías inferiores en buscar dela nueva perla.

Vanessa, la diseñadora

Decir su nombre es nombrar a una de las modelos españolas más famosas en los años 80 y 90. Es una profesión de la que está muy orgullosa. Aunque sigue siendo icono de belleza y moda, no ha querido seguir dormida en los laureles, aunque ha hecho realidad su voluntad de llevar una vida más tranquila como diseñadora.

Desde que comenzó a salir con Carles Puyol, su faceta como diseñadora de moda ha tenido mucho más seguimiento en los medios. Comenzó esa labor a finales de 2012 y, en 2013 comenzó a vender sus primeras creaciones en la web que tiene su nombre. La alta calidad y manufactura artesanal hace que los precios no sean muy asequibles, por lo que trabaja en nuevas facetas en el diseño que quizás se encaminen a precios menos elitistas.

Lorenzo está asociada con Laia Aguilar, la cual fundó una empresa puntera en cuando al diseño de ropa infantil: Bobo Choses. Al final Aguilar abandonó su antigua empresa por diferencias con sus antiguas compañeras y han decidido montar una por su cuenta con la ayuda de Lorenzo. La empresa se llama The Animal Observatory, ropa para niños con toques rompedores, que huyen de lo tradicional.

La pareja Puyol y Lorenzo parece que están llevando una exitosa vida, en la cual han logrado sacar partido de todo su conocimiento de las profesiones que hasta hace no pocos años tenían. Todo un ejemplo a seguir.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.