5 consejos para negociar de forma eficaz un contrato de arrendamiento de local u oficina

Como emprendedores, en muchas ocasiones, nos enfrentamos a tareas del día a día que son necesarias, pero que no se refieren a nuestro negocio estrictamente hablando. Una de esas tareas es negociar un contrato de arrendamiento de forma efectiva para el local u oficina donde queremos desarrollar nuestra actividad.  

local oficina5 consejos para negociar de forma eficaz un contrato de arrendamiento de local u oficina
  • linkedin
  • google+

A continuación, os vamos a proponer 5 consejos para que la negociación del contrato sea beneficiosa para vuestros intereses como emprendedores:

1. En primer lugar, en cuanto a la búsqueda del local u oficina y a la orientación sobre los aspectos económicos del contrato (importe de la renta, gastos que se repercuten etc.), podemos acudir a portales inmobiliarios como www.idealista.compara hacer un sondeo de los precios del mercado. Si necesitamos asesoramiento profesional para la búsqueda y negociación de condiciones contractuales, se pueden solicitar los servicios de algún consultor del mercado inmobiliario con solvencia en el sector que corresponda (locales comerciales, oficinas etc.), aunque es probable que el consultor cobre una comisión por el asesoramiento.

En relación a los gastos repercutibles al arrendatario (limpieza, vigilancia, mantenimiento etc.), debemos cotejar qué gastos están incluidos en la renta y qué gastos no lo están, para poder evaluar el coste total del arrendamiento. Además en el contrato, es aconsejable establecer un límite máximo para esos gastos.

2. Es importante estudiar si el local u oficina que pretendemos alquilar se puede destinar a la actividad que queremos desarrollar y si tiene licencia. Para ello podemos pedir informaciónal Ayuntamiento de la localidad donde se encuentra el local u oficina. El Ayuntamiento nos podrá indicar si es posible obtener licencia para desarrollar nuestra actividad en el local que queremos arrendar. Otra medida aconsejable en este sentido, es solicitar los Estatutos de Comunidad del edificio donde se encuentra el local u oficina, para asegurarnos de que en dichos Estatutos no existe ninguna limitación a nuestra actividad. Los Estatutos de Comunidad se pueden solicitar en el Registro de la Propiedad que corresponda al lugar donde se encuentra el local u oficina.

3. Una de las acciones necesarias para negociar eficazmente un contrato de arrendamiento de local u oficina, es saber quién es el propietario y qué características tiene el local. Para ello, debemos solicitar una nota simple al Registro de la Propiedad y cotejar la titularidad del inmueble, su superficie, descripción y cargas (hipotecas, servidumbres etc.) Como medida de precaución, es aconsejable consultar con un técnico de nuestra confianza para que nos ayude a saber si el local cumple todos los requisitos técnicos para la actividad a desarrollar. Es aconsejable regular en el contrato de arrendamiento que en el caso en que no se obtenga la licencia para desarrollar la actividad, se pueda resolver el contrato de arrendamiento por parte del inquilino, sin necesidad de indemnizar al propietario.

4. La renta es uno de los aspectos económicos más importante de todo contrato de arrendamiento, por lo que debemos tener especial cuidado durante la negociación. En este sentido, sin perjuicio del asesoramiento en cuanto a su importe, tal y como se ha detallado anteriormente, se debe tener en cuenta que en determinadas ocasiones se puede negociar una renta fija junto con una renta variable en función de los beneficios que obtenga el inquilino (este aspecto es muy habitual en los contratos de arrendamiento de locales que se encuentran en centros comerciales) y que también, se puede pactar una renta escalonada, es decir, que varíe de importe a medida que avanza la duración del contrato, de forma que tenga un importe el primera año, un importe mayor el segundo y así sucesivamente.

5. Finalmente, junto con la renta, debemos tener especial cuidado al negociar la duración del contrato de arrendamiento. En los casos de los contratos de arrendamiento de local u oficina, el propietario y el inquilino pueden pactar la duración que estimen conveniente. Generalmente en este tipo de contratos se suele pactar una duración inicial que es de obligado cumplimiento para el inquilino, es decir, decir que el inquilino no podrá resolver el contrato durante ese periodo de obligado cumplimiento y si lo hace deberá pagar una indemnización (si así se pacta) al arrendador.

Una vez finalizado el periodo de obligado cumplimiento lo habitual es que se pacte la posibilidad de resolución del contrato en cualquier momento con un preaviso de unos meses determinados y sin necesidad de indemnizar al arrendador. No obstante todo lo anteriormente mencionado, durante la negociación de un contrato de arrendamiento esnecesarioconsultar con un abogado de confianza que nos asesore y nos ayude en la negociación de forma que el contrato sea lo más favorable a nuestros intereses. 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.